Tlf: 881.993.119 - Edificio Mirador Os Castros (A Coruña)

La Noche de San Juan

 

Llega el solsticio de verano, las noches se van acortando permitiendo que reine la luz, los días han ido aumentando su tamaño llegando el día más largo del año con su noche más corta.

La noche de San Juan es la noche del fuego donde pasado, presente y futuro se funden en un solo instante, la media noche, momento en el que el sol empezará a perder fuerza y a acortarse hasta el solsticio de invierno.

Desde tiempos inmemoriales se ha producido este culto al sol, nuestra memoria ancestral recuerda fiestas paganas donde se realizaban rituales amables para dejar ir aquello que producía pesar y donde se invocaba al astro rey a través del fuego para atraer deseos y esperanzas.

Hoy no podía ser menos y por ello voy a proponeros como celebrar esta noche mágica donde el fuego y las hogueras son protagonistas… Es posible que donde te encuentres no sea posible participar en un acto de este tipo pero siempre vas a poder adaptarlo al lugar donde estés en este momento.

  • En primer lugar busca un lugar donde te encuentres tranquil@ y relajad@, donde no haya especial ruido y no vayas a tener interrupciones. Lleva contigo papel y lápiz, si es posible lleva también ceras de colores.
  • Ahora siéntate en una postura cómoda y comienza a poner la atención en tu respiración…no hagas nada más, simplemente siente como entra y sale el aire por tu nariz o por tu boca…quédate así un ratito y siente como poco a poco te vas relajando…
  • Una vez relajad@ toma lápiz y papel, piensa en cómo han ido los últimos tiempos, lo que ha resultado agradable y lo que no…para hacerlo más sencillo, dirige tu atención:

 

  • primero hacia tu familia, hacia tus padres y tus hermanos y piensa en cómo es la relación con ellos, si hay alguna cosa que te molesta de ellos y te gustaría cambiar….muy bien… ¿ya lo tienes? Pues anótalo en el papel que llevas contigo…
  • en segundo lugar piensa en tu trabajo, tal vez no lo tengas y lo estés buscando o tal vez estés estudiando y todavía no te hayas planteado en que quieres trabajar. No importa, piensa en tu situación tal y como es en este momento y escribe en el papel que no te gusta de esta parcela de tu vida y que quisieras que cambiara de algún modo.
  • en tercer lugar piensa en tu pareja si la tienes, o si no la tienes y te gustaría tenerla y también en tus hijos en el caso de que los tengas y haz lo mismo, anota qué te gustaría que fuera de otro modo.
  • Por último, piensa en tus amigos, en los momentos de ocio, en cómo te gusta pasar tu tiempo libre y mira como es, ¿tienes tiempo para ti, con quién lo compartes, hay diversión en tu vida, te cuidas, disfrutas, descansas…? Pues ya sabes…anota en el papel todo lo que no te guste.
  • Revisa las notas que has tomado, y haz ahora una lista con lo más importante de todo y que realmente deseas que cambie, trata de reducirlo a 8 o 10 cosas, decide qué es lo más importante y haz con ellas la lista.
  • Ahora imagínate cómo será cuando cambie y se cumplan tus deseos, por ejemplo si en la lista has anotado “no tengo trabajo y quiero encontrarlo” si esto cambiara la situación sería “tengo trabajo”. Haz entonces una lista en positivo con cada uno de los elementos que querías cambiar.
  • Tenemos dos listas: Una con lo que queremos dejar atrás y otra con lo que queremos conseguir. Pues bien, la primera lista, aquella de lo que quieres desprenderte has de esperar a que sean las 12 de la noche del 23, San Juan y quemarla. Puedes hacerlo en una hoguera si en tu lugar de residencia es costumbre, a medida que se vaya quemando y convirtiendo en humo, piensa como con ese humo, todo lo malo se va alejando de ti.

Si donde vives no hacen hogueras, no te preocupes,  solo tienes hacer tu “minihoguera casera”, puedes coger un cenicero o un cacharro de barro poner las listas de lo que te quieres desprender allí,  prenderle fuego con cuidado y dejar que se haga ceniza. Mientras se quema, imagínate como todo lo malo que has escrito se va convirtiendo en humo y ceniza. Después acércate a una ventana y deja que las cenizas vuelen al viento y siente como todo lo malo va desapareciendo. Si tienes una hoguera real, piensa a medida que se va quemando y convirtiendo en humo como lo malo se va alejando de ti.

Vuelve ahora con la otra lista y haz un dibujo que contenga cada uno de los elementos positivos. Volviendo al ejemplo anterior, si en la lista figura “tengo trabajo” haz un dibujito que simbolice el hecho de tener trabajo, puede ser de cualquier tipo, figurativo o no figurativo, simplemente que tenga sentido para ti. Ve componiendo un dibujo con todos los elementos de la lista. Esta lista y el dibujo con todo lo que deseamos puedes dejarla en algún lugar donde le dé la luz de la luna durante toda la noche, si no es posible basta con que lo dejes cerca de la ventana.

Al día siguiente, dobla esta lista positiva y el dibujo  en tres trocitos y guárdalo en algún lugar cercano a ti, donde puedas verlo y releerlo de vez en cuando. Consérvalo hasta el próximo solsticio para también quemarlo entonces.

La noche de San Juan, será el momento perfecto para quemar lo malo y dar paso a lo bueno que esté por llegar.

Mis mejores deseos en esta noche especial.

hoguera

 

Elena Aparicio Hermosilla

Psicóloga Colegiada nº: G-4887