Tlf: 881.993.119 - Edificio Mirador Os Castros (A Coruña)

Despidiendo el año.

Al llegar los últimos días del año algo se mueve dentro de nosotros, todos tenemos buenos propósitos, queremos contactar con nuestros seres queridos y la comunicación fluye entre las personas. Tenemos reuniones familiares, cenas de amigos, comidas de empresa…y solemos hacer balance de cómo han ido las cosas en el año.

Personalmente quiero compartir con vosotros como ha sido este 2016 tan importante para todo el equipo de Kamyno y para mi especialmente.

Este año arrancamos nuestro blog y quiero agradecer la confianza a todos nuestros seguidores, pacientes o no, pues con vuestras lecturas, me gusta, difusiones, etc. Ayudáis a que Kamyno consiga su objetivo de acercar la Psicología Humanista a todas las personas interesadas en el progreso personal y el bienestar emocional, claves para vivir cada día un poco mejor.

Este 2016 ha sido generoso con nuestro Centro, trayendo consigo proyectos importantes, que han contribuido a la difusión de la Psicología entre nuevos clientes/ pacientes y también a un gran número de trabajadores de diferentes Empresas.

Quiero agradecer especialmente a  Synergie y la Compañía de Tranvías de A Coruña el haber posibilitado que más de 200 trabajadores conductores de autobuses de A Coruña, se hayan formado en Comunicación y Gestión del Estrés. Ha sido algo muy importante para todos nosotros.

También a NuevaPescanova su confianza en nosotros desde hace ya tantos años. Deseamos que este nuevo año permita que continuemos colaborando en la evaluación y selección de sus trabajadores.

Envío un especial agradecimiento a Abetacunca, nuestro equipo de Informáticos y en especial a Álvaro, Javier y a Jorge por mantener nuestra web y estar siempre disponibles ante todas nuestras demandas.

A Caamaño Asesores que nos ayudan con nuestra gestión económica y administrativa, a Javier, Tina, Conchi, Gerardo, Gabriel y el resto del equipo, siempre puntuales y meticulosos en su trabajo.

Quiero también dar las gracias personalmente al equipo de Kamyno, a Jesus Mena y a Alicia Gadea, mis supervisores, siempre sosteniéndome y acompañándome en mi labor terapéutica.  Y en particular a Laura Aparicio, nuestra Community Manager, pues sin su colaboración no habría sido posible nuestro posicionamiento y al mismo tiempo darle mi enhorabuena por sus éxitos profesionales en otros proyectos.

Una vez expresado mi agradecimiento, me gustaría compartir con vosotros mi ilusión y las ganas de continuar en este emocionante Kamyno de avance personal y profesional.

Ahora si me lo permitís, os voy a proponer un trabajito para recibir a 2017 como se merece…os invito a que hagáis una pequeña reflexión sobre cómo ha sido vuestro año 2016, que os dediquéis un espacio de tiempo antes de que finalice. Tenéis para hacerlo desde ahora mismo hasta que termine el año. Va a ser algo facilito.

Ritual para la despedida del Año:

En primer lugar, te sugiero que hagas dos listas, en una vas a poner con un color todo lo bueno que te ha

deparado 2016 y en otra y con un color diferente todo a aquello que te ha desilusionado, agobiado, enfadado, dolido…  en definitiva, que te gustaría que se marchara con él. Vuelve a leerla y mira a ver si deseas añadir o quitar alguna cosa más.

Piensa ahora en como todo el mundo en etas fechas se plantea un montón de buenos propósitos que según pasan los Reyes ya se habrán olvidado. Por eso no te voy a pedir que escribas propósitos para el año que entra, ya los conoces y probablemente el hecho de pensar sobre ello te puede generar alguna inquietud…

Así que en segundo lugar te sugiero que más que propósitos pienses en cosas que te hacen ilusión y que te gustaría conseguir en el 2017. Si no se te ocurre nada…dedícale un par de minutos mas pues estoy segura de que los tienes. Observa si depende de ti o si hay más personas implicadas y con eso, vas a hacer una tercera lista subrayando en colores diferentes lo que depende exclusivamente de ti y lo que depende de otros…recorta aquello que sea exclusivo tuyo. Guárdala en algún lugar significativo para ti, algún cajón o cajita… y ponle un nombre “lista de las ilusiones” por ejemplo. Así podrás releerla de vez en cuando para ver cómo van y si has de dirigir tu energía en algún sentido.

Y ahora ya solo queda esperar a que lleguen las uvas y que unos minutos antes, rompas en mil pedacitos las listas que hiciste con agradecimientos y despedidas de 2016. Si lo prefieres, también puedes quemarlas o deshacerte de ellas de algún modo simbólico para ti.

Disfrutar del fin de año, tomar las Uvas de la Suerte y recibir a 2017 con una sonrisa, solo depende de ti.

FELIZ 2017

 

Elena Aparicio Hermosilla

Psicóloga Colegiada nº G-4887

 

gracias-2